domingo, 30 de junio de 2013

Entre el orgullo y el amor


Insolencia cegadora,
devastadora de mi querer,
sustento de mi orgullo,
verdugo de mi amor,
que me apresa y debate
entre mis puntos débiles,
forzándome a elegir,
opacando mi juicio,
señora encrucijada,
¿El amor o el orgullo?.
Orgullo, camino a una
dulce soledad,
quizás mejor que un
dulce sin sabor del amor.
Amor, camino a una
feliz estancia,
quizás mejor que una
amarga soledad.
Duda extenuante,
que arrebata lenta y cruelmente
mi plena existencia,
mientras pierdo parte de mi todo,
mi gran amor, que poco a poco
se va agotando,
y mi fuerte orgullo, que me mantiene
en el borde del precipicio sin dejarme caer,
sólo debo salir del letargo,
sencillo, ¿El amor o el orgullo?.

sábado, 29 de junio de 2013

Ilógico buscar la lógica a tu magica existencia



Imposible mirarte y no enamorarse,
desearte y no amarte,
desdibujar esa sonrisa de mi razón,
imposible evitar que el tiempo se congele
si toda mi vida se refleja en una sola de tus miradas,
tratar de ser sin ti,
inconcebible codiciar unos labios
que no sean tus labios,
inconcebible no querer revelar
el misterio de tu pasión,
y no adentrarme en el Amazonas de tu alma,
ilógico lo normal en tu presencia,
ilógico buscar la lógica a tu mágica existencia
en vez de disfrutar de tan perfecto absurdo,
inasequible aceptar que no eres mi realidad,
y que solo en mis sueños puedes estar,
inasequible pretenderte sin éxito,
y dejar que mis deseos desvanezcan
pues ¿Qué es de un escritor sin siquiera una ilusión?,
inútil contener mis sentimientos,
¿cómo detener tal mar?,
inútil agarrar el agua con las manos,
simplemente hay que dejarla fluir,
difícil va ser perder la esperanza,
pues nunca me doy por vencido,
difícil va a ser que no logre mi cometido,
no hay de otra, ¿Cómo se lucha contra el amor?
te quiero en mi destino,
por suerte, de mi destino yo soy el autor.

domingo, 23 de junio de 2013

Tu recuerdo


Tu recuerdo me persigue
como aquella sensación que tenía de niño
sobre la luna en una noche estrellada,
tu recuerdo me atormenta,
me desvela,
y como aquella luna no se aleja,
me sofoca, me atrapa, y tortura,
atando mis sueños al roble mas fuerte,
cortándome el vuelo,
apagando la llama de mi alma,
tu recuerdo, tu inolvidable recuerdo,
perpetuo destierro de mi ventura,
ladrón de mi trébol de cuatro hojas,
inhumano y desventurado,
llevándose lo mejor
se regocija en mi dolor,
pero no en mi musa,
ya quisiera arrebatármelo todo,
pero no,
tu desdichado recuerdo perdió
este duelo,
es preso de mi inspiración,
que lo lleva a su desdicha,
y lo hace postrar ante mí,
tu recuerdo vive aquí,
en mis palabras,
en grande parte de mi mundo,
en mi mundo paralelo,
pero postrado, y preso de mi arrebato.




jueves, 13 de junio de 2013

Vendedor de ilusiones


Enamorado de la vida,
fascinado ante la mujer,
ilusionado con largos amores
que en realidad no son tan duraderos,
constantes delirios
con la cumbre del amor,
por esas miradas que se han llevado
gran parte de este corazón,
efímeros besos llenos de pasión,
por esas bragas que hay en mi colección,
he amado cada boca que he besado,
y disfrutado de aquellos cuerpos esbeltos
con los que he estado,
esbeltos a su manera,
perfectos y deseables
como la esencia de una mujer,
si me hallo culpable de algo,
es de amar con amor,
hacer el amor con deseo,
invitar a soñar con esperanza,
de robar esas sonrisas
que llenan de sentido mi vida,
no hay mayor delito en mi proceder,
más que el de un eterno enamorado,
ensimismado en la autoridad de Afrodita,
simplemente soy un vendedor de ilusiones,
pero no de cualquier tipo de ilusión,
ilusiones que se cumplen,
que yo mismo me encargo de hacer cumplir.

domingo, 9 de junio de 2013

Siendo así solo habría amor.


Si tus ojos me miraran,
si tu boca me besara,
si tus manos me tocaran,
si mi nombre susurraras,
si por lo menos me desearas.
Si la lluvia no mojara,
si las aves no volaran,
y los pájaros no cantaran,
si en mis sueños no estuvieras
la noche no terminara,
y las pesadillas no acabaran.
Si la luna no brillara,
ya no me animara.
Si una estrella fugaz pasara,
pediría que me amaras,
si tan sólo me escucharas,
si tan sólo me apreciaras,
si por un momento fuera
el norte de tu anhelo,
ultimaría este deseo,
si fueras mi café de la mañana,
y aquel rayo de sol por la ventana,
siendo así no habría razón,
siendo así sólo habría amor,
amor que me vuelve ciego
ante la tentación,
tentación que deja atrás la frustración,
y le da vuelo a esta ilusión.

lunes, 3 de junio de 2013

Al fin y al cabo amor


Encerrado en mi estancia,
volviéndome loco,
acariciando la textura
de las palabras,
deleitándome con sus
infinitos sabores,
llenando el vacío
que tus labios acaban de dejar,
disfrutando del placer
que jamás me hubieses podido brindar,
siendo el dueño de lo intangible,
gozando de la libertad y el poder
que éstas me pueden dar,
he aquí la muerte, y la vida,
la alegría, y la tristeza,
la felicidad, la desdicha,
contraste de sentimientos,
todo aquí y ahora,
en un sólo momento,
un instante apasionante,
que me da más alas que a un águila,
más vidas que a un gato,
y más amor que el tuyo
querida mía,
sincero y quimérico,
pero al fin y al cabo amor.