miércoles, 30 de octubre de 2013

Me permito


Me permito las siguientes letras,
letras hechas palabras,
palabras modeladas por su belleza,
me permito también fantasear,
fantasear con sus ojos,
ojos que hipnotizan mi alma,
me permito esto y aquello,
pues su ser me lo permite,
me permite acariciar lo intangible,
me permite el azar con la suerte
a mi favor,
me permite un plus en el amor,
por eso y más.
me permito conquistarla todos los días,
días que llevan el ritmo seductor de sus labios,
labios que me llevan al borde del acantilado,
y me permito saltar,
me permito describir el amanecer,
amanecer conductor de nuestro querer,
querer que desviste el alma de tan bella mujer,
me permito esto y aquello,
pues su ser me lo permite,
me permite escribir, y plasmar su existir,
me permite lo hermoso de la vida vivir,
me permite amar, y soñar,
por eso y más,
me permito cualquier imposible.

lunes, 21 de octubre de 2013

¿Yo qué culpa?


Y si me enamoré, ¿yo qué culpa?,
¿Acaso podría haberme librado?,
¿Quién se libra del hechizo promisorio
de sus labios, del encanto efectivo
de sus ojos, y de la magia perspicaz
de su hermosura?.
No soy el culpable, pues ¿Quién lo sería
ante un alma arrolladora, que te lleva
desde la desdicha a la fortuna,
bajo la mirada del sol o de la luna,
alguien que inspira, que te despierta,
alguien que te hace sentir vivo?,
No llevo culpa alguna, quizás fui débil,
o mejor afortunado, me conocí enamorado,
fascinado con su estampa,
con la delicadeza minuciosa de sus actos,
actos de revuelo en mi ser, del cual se apoderó,
no es mi culpa me defendí,
pero inútiles fueron la barreras ante
la embestida del amor que estaba a su servicio,
como el más leal militante,
me enamoré, y más que culpa ella tiene el mérito.

lunes, 14 de octubre de 2013

Tan misteriosa, y sagaz


Tan perfecta, y descuidada,
con mirada inmaculada,
mirada invasiva, y despiadada,
tan real, y delicada como mis fantasías,
con acabados perfectos en su sonrisa,
sonrisa seductora, y dañina,
tan dulce, y amarga,
con cabellos que atan a los hombres,
cabellos largos, y hercúleos,
tan apasionada, y fría,
con sutiles manos,
manos que acarician, y lastiman,
tan única, y distinta,
con ligero torso que se apodera de mi tacto,
torso alucinante, y encantador,
tan benévola, e indolente,
con sueños que intentan robarse los míos,
sueños prometedores, y excluyentes,
tan cautiva, y cautivadora,
con expresión adecuada,
expresión puntual, y nociva,
tan misteriosa, y sagaz,
que me tiene a sus pies.



lunes, 7 de octubre de 2013

Hay días


Hay días donde no sé
si el día es la antesala a la noche,
o la noche la antesala al día,
días donde no sé si suceden 
mis sentimientos a su querer,
o su querer a mis sentimientos,
días en los que sé que la amo,
pero también hay días donde sé
estar confundido,
días donde es más lo que parece
que lo que es,
son tan variados mis días a merced
de ella,
días en espacios y tiempos
no correspondidos,
días que quizás no son tan buenos,
pero tampoco muy malos,
días en que me bastan algunas sonrisas,
días en que me las voy ganando,
días para enamorarme y enamorarla,
escasos pero los hay,
hay días en los que me pregunto,
¿Me enamoró o me enamoré?
hay tantos días aunque los tenga contados,
días solo, días a su lado,
días tristes pero también encantados,
demasiados como los colores,
unos días más largos que otros,
lentamente agónicos o felizmente efímeros.