jueves, 27 de febrero de 2014

La próxima vez


La próxima vez que te vea,
que te sienta y acaricie,
que te haga mía,
que te bese de pies a cabeza,
será como si no hubiese próxima vez,
te haré el amor así salvaje
y apasionado, como un loco descarado,
pero sobre todo enamorado,
la próxima vez no se comparará
con ninguna otra vez,
y no será la primera, pero si mejor,
jugaran las ganas y el amor,
y el sueño vuelto realidad,
¿Te lo han hecho con maldad?
la próxima vez lo sabrás,
pues así te lo haré,
bajo esa mirada tuya sínica e insinuante,
que pervierte mi mente,         
para complacer tu imaginación,
la próxima vez te amaré,
y seré un hombre desalmado,
porque al final mi alma será tuya.
 

miércoles, 19 de febrero de 2014

Sí que la quiero


Sabía que la quería, pero no cuánto,
yo solo la quería, a pesar de que
pareciera sin sentido, pero sí que lo tenía,
la quería para abrazarla, besarla, y acariciarla,
la quería para amarla,
vaya que la quería, pero no tanto como ahora,
pues la besé, abracé, y acaricié,
la midriasis en mis ojos describía la magna
sensación, esa que solo se conoce cuando
se besan los labios deseados,
comenzaba a entender a un enamorado,
ya que ahora lo era, lo soy, si que la quiero,
eso de ser el primer pensamiento del día
se le volvió costumbre, ya que ella es el primero
al despertar, también es ella el motivo de la
sonrisa que se me escapa en cortos paseos,
sonrisa que me diferencia de los demás,
ella autora intelectual de estas palabras,
seductora de mi mente,
la quiero, y sé que hoy más, pero no sé cuánto,
pues el sentimiento tiende a crecer,
la veo más preciosa que ayer, cuando la veo,
definitivamente, sí que la quiero.

domingo, 16 de febrero de 2014

Se quiere así, cuando...


Se quiere así, cuando no hay mayor deseo que tú,
cuando las ganas se vuelven infinitas,
y una noche diminuta,
cuando la esperanza me llena el alma,
y me pone a acariciarte, a ti, mi sueño,
se quiere así, cuando no hay beso  
más dulce que el tuyo,
cuando eres mi único pensamiento,
e interprete de mis ilusiones,
se quiere así, cuando no se resigna,
cuando los sentimientos se desbordan,
y el amor reluce en el brillo de tus ojos,
cuando tu sonrisa me desarma, y doblega,
se quiere así, cuando uno solo de tus gestos
me llena de alegría,
se quiere así, vida mía, cuando se quiere como
yo te quiero,
cuando mis palabras, las enlazas tú,
pero indudablemente cuando quiero todo contigo, sé,
que se quiere así,  

viernes, 7 de febrero de 2014

Mi esperanza de quererla aún más.


La quiero, ¿Y cómo no hacerlo?,
si la quería incluso sin saberlo,
la besé y se apoderó por completo de mí,
de mis sentidos y anhelos,
de mis pupilas que se dilatan al contemplar
sus hermosos ojos negros,
de mis manos inquietas en su rostro,
de esta respiración mía, que se acelera
al rose de sus labios con los míos,
la quiero a pesar de los efímeros momentos,
del destino incierto, y de mi tiempo sin ella,
la quiero, e imagino quererla,
conquistarla cada día,
y ver en ella esa alegría que llenará mi alma,
disfrutar del impecable contraste
de su seductora piel y encantadora sonrisa,
de su dulce olor,
la quiero, y ahora más,
tanto que hoy me inspira, e invade mis sueños,
me los roba con dulces desvelos, a los que se aferra
mi esperanza de quererla aún más.