sábado, 10 de octubre de 2015

¡Maldita ilusión!


He esperado, aun sabiendo que no iba a llegar,
y si hubiese llegado difícilmente me habría emocionado,
no llevo emociones a flor de piel,
nunca he sido fácil de impresionar,
solo una vez he podido amar,
y fue la única vez que me deje llevar,
me costó un poco de autonomía,
también me hizo algo vulnerable,
sin ella, ahora realmente siento el abrazo frío
de la soledad, un constante sinsabor,
y un no sé qué en el pecho,
solo las palabras me permiten desahogar,
parece que faltara la ilusión,
sin ilusión no hay esperanza,
creo que todo me vuelve a dar igual,
pero no de la misma manera,
mi esperanza era ella, y la ilusión se la llevó,
¡maldita ilusión! .




miércoles, 30 de septiembre de 2015

Coraje y Valor


Tuve varios amoríos, nada serio,
antes de mi primer amor,
siempre creí que el primero
sería para siempre, luego vino la vida
y me cacheteó,
me enseño que era un novato,
entonces pensé, he tenido sueños que
hubiese preferido no soñar,
por eso siempre quise mantenerme al margen,
pero algunas veces hay que involucrarse,
esta vez no era opcional, lo deseaba desde chico,
y es lo mejor que he experimentado,
aunque al final quedé desahuciado,
sé que los soldados siempre quedan marcados
después de dejarlo todo, y se requiere coraje
y valor para volver a la batalla.  

lunes, 24 de agosto de 2015

Tiempos difíciles para el amor


Tiempos difíciles para el amor,
pocos se toman el tiempo para amar de verdad,
pocos pierden la razón por amor, quizás culpa del desamor,
pero, ¿De qué desamor me habla alguien que jamas ha amado,
alguien que nunca ha descartado orgullo por amor,
alguien que no ha creado una dependencia
a unos besos, a un cuerpo, a una sonrisa, a una mirada?
¿De qué desamor me puede hablar alguien que jamás
sintió el vacío inexplicable que deja la indiferencia
en el alma de un enamorado,
alguien que no ha tenido los labios secos y áridos
por la resaca de un buen amor?
¿De qué desamor me habla alguien que jamás ha vivido
el insomnio de un amor no correspondido,
o alguien que nunca se topó con un amor de mentiras?
¿De qué ¡carajos! habla esa gente que no ha visto
como se derrumban las ilusiones y uno a la par,
esa gente que nunca vio partir a ese amor que lo convertía
en un mejor ser?
El desamor es la excusa barata de esas personas que ni siquiera lo conocen,
la excusa de esas personas que jamás han dejado de pensar solo en ellas;
alguien que conoce el desamor, sabe lo que vale un verdadero amor,
y por eso se arriesga, con el deseo de que esta nueva vez
el amor sea para siempre.




jueves, 28 de mayo de 2015

Naturaleza del amor.


Cuando el amor era el más grande,
cuando lo había sublimado,
mientras era feliz estando enamorado,
me besó la desdicha, y luego un insomnio
lleno de recuerdos me abrazó.
Así es el amor, siempre está en los dos bandos,
esperando a que bajemos la guardia,
el amor no pierde, estoy seguro,
solo hace lo que le conviene,
es su naturaleza te destruye o engrandece,
estremeciendo todo su ser.
Cuando tenía miedo de perderlo, lo perdí,
se fue, se alejó, lo alejé inconscientemente,
no sé si salir a buscarlo en los mismos
labios donde se fue, en los mismos ojos
donde lo vi por primera vez, quizás aún hayan
huellas en ese cuerpo que amé, que amo...
el amor me está enloqueciendo, me enloqueció.  

miércoles, 25 de marzo de 2015

Un alma anclada


Tengo un alma anclada con una estaca,
y sueños que tiran de ella cada uno por su lado,
un corazón enamorado,
sueños que se llevan otros sueños,
sueños que se llevan pedazos de mi alma,
un alma un poco desgastada que al final me dejará,
pero también tengo besos que reclaman sus besos,
besos que alimentan mi esencia,
y me llenan de paz.
Tengo esta alma que la reclama, que la extraña, y que la ama,
un alma que precisa verla en mi estancia,
y sentir la llama que recorre su cuerpo,
un alma que quiere despojar por un momento sus penas,
disfrutar de una larga faena,
y convertirnos en hienas que devoran pasión.                                                                            
...tengo un alma fría, que ella llena de arrebato,                                                                  
y un querer cautivo de su encanto.